martes, 11 de abril de 2017

II Desafió UTBN


Aventura inesperada…, esta ha sido una aventura inesperada, en principio mi idea era ir a correr una carrera al Torcal de Antequera, llamé a Antonio de Nerja y le comenté si iba a ir, pero me dijo que su intención era correr el UTBN, le pregunté -que era eso? y lo más importante, cuando, ya que salía de Huesca el viernes por la tarde y me bajaba a Velez-Málaga del tirón,- ¿cuando?, me dijo que era el sábado a las 00.00, le comenté que eso me venía mejor, ya que podía descansar un poco más del viaje, comentó que estaba restringida la participación, pero se lo comento a Robert y dio su beneplácito.
 Tras esta decisión muy a la ligera, me instalé el telegram para seguir las incidencias de esta “locura” y la verdad me fui arrepintiendo en algún momento, ya que eran unos cuantos kilómetros con los que no contaba, además tenía ya otros dos desafíos este mes, una la semana anterior de 52km. en el camino Natural del Somontano, desde Alquezar y otro de unos 80km. el 23 de este mes, así que meterse 90 sin esperárselo no era una tontería, además veía que algunos se iban dando de baja de esta aventura, pero el caso es que resistí por las ganas de disfrutar de estas Sierras y de conocer nuevos locos de la montaña, la verdad todo un acierto.
El caso es que a las 4 de la tarde salí con la furgoneta carga de Siétamo, un pueblo a 10 km. de Huesca, el viaje del tirón hasta Velez, casi a las 2 de la madrugada estábamos descargando la furgo, entre una cosa y otra hasta las 3 no estaba en la piltra. La mañana la ocupé en preparar todo y comprar algo para picar, y después de comer me acercaron a Torre del Mar donde había quedado con Antonio para ir a Nerja, aquí tomando un cafecito fueron llegando algunos de los  “máquinas” que nos iban a acompañar, Javier y Daniel de Nerja, y Pablo, que casualmente vivía en Velez, y con el que seguro que a partir de ahora compartiré muchos kilómetros, en mis estancias en esta tierra.
Salimos en el bus a Granada en un viaje que debió durar más de dos horas, que se nos pasaron muy rápido compartiendo una agradable charla  y observando el paisaje por la carretera vieja, una vez llegamos a la estación un bus nos dejó en las cercanías de Bichos, aprovechamos para tomar unas pizzas y salimos para la tienda de Robert.
Aquí ya había ambiente de Ultra, la gente iba llegando y presentándose, y sin darnos cuenta eran ya las 00.00, hora del comienzo de este desafío, familiares y  amigos nos despidieron, tras nosotros unas cuantas bicis nos acompañaron durante muchos kilómetros.
Los primeros  kilómetros eran pura adrenalina y emoción, en ocasiones nos teníamos que parar para no separarnos muchos, la intención era llegar todos juntos. Para muchos iba a ser un verdadero reto ya que no habían corrido tanta distancia nunca y otros salían de lesiones, pero para el resto también era un reto, como todas las veces que se emprenden este tipo de distancias.


Salimos de Granada por los barrios exteriores de esta histórica ciudad, aproveché para disfrutar de la compañía de compañeros que no conocía y compartir experiencias y aventuritas, disfrutar de la fría noche por la “heladora brisa”, y sobre todo de quedarme rezagado en algún momento y apagar el frontal para correr junto a la potente sombra que nos daba esta preciosa Luna.
 Aunque parecía que nunca llegábamos, Jayena estaba esperándonos, y en ella el delicioso caldo que nos tenían preparado, unas cariñosas mujeres que nos trataron como si fuésemos todos sus hijos, que bien sentaba, además nos tenían abierto el abierto el bar para picar algo, una pasado vamos…
Después de esperar a que llegaran todos y se cambiaran, salimos con los primeros rayos de Sol, este ya no nos iba a abandonar en toda la jornada, y menos mal, porque con este viento helador…
Ahora empezaba lo duro, los metros de desnivel, y por otra parte lo bonito, y lo que realmente nos gusta a estos locos de las montañas, para mí con el aliciente de que a excepción de los últimos kilómetros no conocía.


Nuestro primer reto llegar al precioso Mirador de la Encina, desde aquí unas vistas estupendas, de los que nos quedaba y de lo que habíamos corrido, una Sierra Nevada, nunca mejor dicho, nevada, nos decía que estaba ahí y que seguía siendo la más alta, pero en esta ocasión solo vigilaba nuestros pasos, y por suerte cada vez desde más lejos, nuestro objetivo en esta ocasión era el mar.
La bajada fuerte y en sobra te obligaba otra vez a abrigarte, cruzamos algún arroyo lo cual dio un toque divertido a esta ruta y llegamos a una de las muchas bonitas vistas de las que disfrutamos en esta ruta, Ventosilla , desde aquí veíamos el mar y parecía que estábamos cerca, pero nada más lejos de la realidad, todavía quedaban muchos paisajes de los que disfrutar.


Nos poníamos en marchas después de agruparnos nuevamente, Navachica con sus más de 800 metros era el siguiente reto, bonito era y mucho, pero el increíble viento que soplaba, era en esta ocasión helador, en este trayecto se me fue un momento la olla y empecé a meterle caña para entrar en calor, que frio…, pero bueno, llegamos, y los muritos que había en la cima sirvieron para que todos nos parapetásemos tras ellos, además una sorpresa nos esperaba, un corredor de Nerja, del que no recuerdo el nombre, y que por alguna razón no pudo acudir al reto, se pegó el palizón de subirnos refrescos, galletas, agua… un detallazo, que sorpresa más grata.



Solo nos quedaba ganarnos el Cielo, y para eso por su puesto teníamos que subir al Pico del Cielo, la cruz sirvo para sacarnos algunas fotos y ver el perfil de la costa que nos esperaba en no mucho tiempo.




A menos de 15km. estaba Nerja, pero no era un paseo, la fuerte e interminable bajada hasta el barranco me dio un susto por querer ir demasiado deprisa, y no sé cómo me salve de estamparme y salir volando unos metros cara abajo, esto me sirvió para bajar más tranquilo, y disfrutar de la eterna bajada, cuando las piernas acompañan da gusto, menos mal.



Llegamos a la Fuente del Esparto después de pasar por un antiguo asentamiento de resineros, nos esperaba un preludio de lo que iba a ser Nerja, familiares y amigos habían montado un exquisito avituallamiento, chocolate, naranjas, plátanos, turrón… y un delicioso chorizo y salchichón que creo que fue lo más deseado.
 Ya no quedaba “na de na”, pero lo último se veía interminable, un sube y baja de “tetillas” de montañitas, que parecía no tener fin, pero que al final creo que fue divertido, además de que ya lo conocía, pero no después de más de 80km.
Nada más entra en Nerja nos agrupamos y tras unas palabra llenas de emoción por parte de Roberto agradeciendo nuestra participación, y la colaboración de varios compañeros, afrontamos los últimos kilómetros que nos separaban del Balcón de Europa, pronto fuimos escoltados por Protección Civil y la Policía Local, la emoción se palpaba en el ambiente, y las gentes de Nerja aplaudían a nuestro paso, en los últimos metros Pepe con megáfono en mano nos acompaña hasta llegar a una zona cortada por una cinta en la que se agolpa la gente, familiares y amigos, algunos con la camisita azul del club de Nerja, gritos y aplausos de emoción nos acompañan hasta el Balcón de Europa, abrazos,  besos, felicitaciones y fotos ponían punto final a este DESAFIO UTBN, 30 amig@s que compartimos una bonita experiencia, y dos, entre ellos Antonio, que me dio la oportunidad de realizarla, se quedaron en el camino, pero estuvieron junto con nosotros en Nerja.





Solo quedaba picar en el avituallamiento que nuevamente nos habían preparado, destacar una deliciosa palmera de chocolate…un brindis y la camiseta de finisher ponían punto final a este primer día de mis vacaciones de Semana Santa.

A muchos corredores y corredoras los veré por estas tierras corriendo en mis estancias vacacionales y a otr@s también en otras carreras, como el Ultra Aneto-Posets, la UTGS en Alquezar y la Ehunmilak…

Finalmente agradecer a Roberto, que es la segunda edición en que monta este Ultra low-cost, por su generosidad con todos nosotros y por dejarme participar, al resto del equipo Bichos, tanto familiares como amigos, al equipo de Nerja, y a todos los que se me puedan olvidar, y por supuesto al resto de corredores con los que compartí experiencias durante toda la jornada.

Un saludo a algunos que os veré mas, Daniel y Javier de Nerja, Pablo de Velez y especialmente  a ti, Antonio, gracias al cual tengo unas pequeñas agujetas que espero que se me pasen viendo los tronos esta semana…  



martes, 14 de marzo de 2017

Zurich Marató Barcelona, Corre, frena la AT

Increíble, increíble, e increíble, así ha vuelto a ser esta tercera experiencia de la Maratón. Esto es una pasada, ya sabéis que no me gusta el asfalto, soy más como las cabras…, pero esto es otra cosa, si ya el año pasado en Barcelona aluciné, todo era nuevo, la mayoría de la gente con la que iba, la propia carrera, el empujar una silla, vamos, que me enfrentaba a más de un reto, claro, que para los demás también lo era, sobre todo para los tres campeones que empezaron esto, Álvaro, su hermano Luís Illán y su hermana Alejandra.
Toda esta aventura fue creciendo y creciendo gracias a mucha gente y colaboradores que arrimaron el hombro para que todo hiciese posible que este año la bonita experiencia de Barcelona se extendiese también a Sevilla.
stand de Zurich en la Fira



Con la colaboración de Zurich, gracias al compromiso de Vicente Cancio CEO de Zurich, con la donación de 15.000 € a AEFAT(asociación que agrupa a familias que padecen Ataxia Telangiectasia) para poder participar con el equipo de Corre, frena la AT Zurich en las maratones de Sevilla y Barcelona con los 4 niños, Álex, Álvaro, Jon y Germán. 
todos preparados para disfrutar

Después de pasar por Sevilla hace un par de semanas y todavía con las maletas sin deshacer ya nos teníamos que ir a Barcelona, esta vez los protagonistas cambiaban, Álvaro tripitía, Álex repetía después de Sevilla y Jon se metía en este mundo del que le costará escapar…
la tele le asedia
Los que teníamos el honor de acompañarles, algunos repetíamos y otros vivían esta experiencia por primera vez, creo que lo disfrutamos de lo lindo, disfrutamos con los niños, disfrutamos con el resto de corredores y el público que no paraban de animar y darte ánimos, disfrutamos de esta preciosa ciudad, y sí, también disfrutamos del
Muro, ese muro que todos los maratonianos se encuentran, pero que creo que a nosotros se nos paso…
la aventura comienza
ya estamos en  marcha

Del recorrido que voy a contar que no sepáis ya, una ciudad preciosa como he dicho antes y de la que no te pierdes prácticamente nada, la gente que había por todas las calles animando por igual tanto a los primeros como a los que iban en las últimas posiciones, especialmente los amigos y familiares de al Asociación, que se movían por todas las líneas de metro para estar en la mayoría de sitios animando, no podemos olvidar a nuestro paparazzi Xavi que aun no se le deben haber pasado las agujetas de Sevilla y ya estaba corriendo de un sitio para otro y cogiendo el gustillo a subirse en las marquesinas de bus para sacar las mejores fotos posibles.

los corredores animan
el público anima

Muchas cosas se podrían añadir, la primera que tenemos muchas ganas de repetir y repetir, la segunda agradecer a todos esas personas que nos han acompañado, familiares y amigos, tanto de Barcelona como de Valencia, Vitoria-Gasteiz  y Huesca ( no diré nombres, que me acuerdo de todos y no quiero presumir), y por último también agradecer a Rosa que ha currado de lo lindo para que seamos visibles en todos los sitios, solo falta que salgamos en las vallas publicitarias, pero todo se andará, también a todos esas empresas que nos han apoyado Ayre Hoteles, Caritabonita, y por su puesto Zurich, con su director Vicente Cancio que nos recibió tanto el sábado en la Fira de Barcelona como en la salida y llegada de la Marató, la verdad fue muy atento y se notó su verdadera implicación con estos maravillosos niños.
                      


En fin, ya acabo que esto puede dar para mucho, pero antes quisiera felicitar especialmente a las madres y padres de Álex, Álvaro, Jon y Germán, al presidente de AEFAT, Patxi, y a Sergi, que es una máquina y creo que gracias a él empezó a correr esta aventura.






miércoles, 22 de febrero de 2017

Zurich Maratón Sevilla, Corre, frena la AT

Segunda maratón por una causa que lo merece, Corre frena la AT, ataxia telangiectasia, una enfermedad genética y neurodegenerativa que aún no tiene cura. Todo empezó hace casi un año y la ola no ha parado de crecer y crecer, creo que se está consiguiendo poco a poco todos los objetivos que se pretendían: que los niños vean que pueden ser participes de retos inalcanzables para muchos, que lo disfruten y lo hagan suyo, que lo verbalicen y que les sirva para superar nuevos retos, por otra parte hacer visible esta enfermedad y poder obtener fondos para su investigación.
Los protagonistas

Después de reunirnos con los Suricatos de Cádiz, unos cachondos y cachondas que dieron más animación si cabe a las ya animadas calles de Sevilla, partimos a la salida en la que creo que solo faltábamos nosotros, nos colocamos en último lugar con los verdaderos protagonistas de esta bonita historia, Álex, de Oliva; Álvaro, de Terrassa y Germán, de Puerto Real, todos formando parte el Equipo Zurich AT, y dispuestos a repetir la experiencia del pasado año de la que formamos parte Álvaro, sus dos hermanos y un grupo de corredores, familiares y amigos de Barcelona y Huesca.
escoltados por Abel Antón

El entusiasmo de la salida no se vio apagada por el poco publico de la salida, al salir los últimos faltaba ambientillo, pero las ganadas y la alegría de los niños y la gracia de los gaditanos no llevó enseguida a ir pasando poco a poco, y ya sin para, a corredores y corredoras, muchos de los cuales nos animaban a pesar de tener las fuerzas justas para seguir dando sus propios pasos.

La alegría de los niños se veía reflejada en su cara a pesar del fresquito de los primeros kilómetros, se portaron como unos jabatos, podíamos disfrutar de las calles, de sus larrrrrrrgas avenidas, de sus preciosos parques, de sus preciosos monumentos, de su bonita Plaza de España, de la Giralda, del aliento, los gritos, los ánimos y las canciones de las gentes sevillanas, de su tranvía, sí, sí, de su tranvía y sus raíles que animaban la conducción…
Álvaro pensando la estrategia de carrera...

Los kilómetros pasaban y el ímpetu nos llevaba en algunos momentos a volar por encima de lo recomendable y teníamos que ralentizar un poco la marcha, no queríamos llegar demasiado pronto, donde se disfrutaba era en la carrera y queríamos aprovecharla al máximo…

Los últimos kilómetros fueron increíbles, las calles estrechas te hacían estar muy cerca de la gente y aunque los gritos se hubieran oído a kilómetros de distancia, la gente te llevaba en volandas, parecía que te conocían por los ánimos y las cosas que nos decían, la verdad creo que fue uno de los momentos más bonitos.

Ya estábamos llegando al final de esta aventura, nos íbamos acercando al estadio de La Cartuja y era hora de juntarse y reunirse con los familiares que saltándose el protocolo nos escoltaron para poder cruzar con sus pequeños súper-maratonianos la meta, objetivo conseguido, éramos “finisher”…




comprobando la calidad del producto


aquí estamos todos¡

Uesqueta con Álvaro y su madre, Amparo



Agradecimientos: Esto no hubiera sido posible sin mucha gente que ha esta dándolo todo para sacarlo adelante, Rosa, coordinando y buscando colaboradores, y haciéndonos visibles en todos los medios de comunicación; Xavi, disparando constantemente su objetivo para retratar estos cuerpos atléticos; todos los familiares y amigos, (así no me dejo ninguno) que se han movido para recaudar y llevar a los protagonistas de esta historia; los colaboradores de diferentes empresas, empezando por Zurich que se comprometió el año pasado y ha cumplid con creces; Ayre hoteles, Renfe, www.Caritabonita.es destinando el 50% de la venta de los productos de Corre, frena la AT,  y de todos los que me olvido, GRACIAS a todos, por esta bonita experiencia que seguirá creciendo...y por supuesto a toda la gente de AEFAT.

Ah¡  Ahora a por otro reto... Zurich Marató de Barcelona, podemos colaborar para alcanzar el objetivo en: https://www.migranodearena.org/es/reto/14245/corre-frena-la-at--equipo-zurich-at-en-la-zurich-marato-barcelona-2017/ 

miércoles, 23 de noviembre de 2016

VIII Maratón de Huesca

Segunda vez que me atrevo y animo a correr una media de asfalto, no me gustan nada estas carreras, pero en esta ocasión no salia plan para ir a otro sitio y me lié la manta a cabeza.

Martin finalmente se animó y su objetivo era hacer menos de 1.30, 1.29.59 decía..., intentaría entrar con él en meta, aunque no lo tenia claro, en la semana no había salido nada a correr.

Pero a lo hecho pecho, ya que me había apuntado tenía que intentar disfrutar, lo que más ilusión y motivaba, era el recorrido, podía ser divertido correr por el coso y subir a la plaza López Allue.

Me presenté en el campo de un futuro equipo de primera, y después de recoger el dorsal, aproveché para compartir impresiones con varios corredores y corredoras a los que conocía, que obviamente eran muchos.
Martin llegó un poco justo de tiempo, y prácticamente nos tuvimos que poner en la linea de salida para recibir las instrucciones pertinentes, no pegamos ni una carrerita para calentar, vaya par de dos, como si fuera una Ultra y tuviéramos todo el tiempo del mundo para calentar durante la carrera.

Echamos unas risas antes de salir y casi al salir también, ya que la pistolita de salida no estaba por la labor de anunciarnos el momento de empezar a pulirnos los 21km. de la Media.

Por fin detonó la pistolita, y comenzamos con una mini subida para salir por detrás del pabellón de deportes y tras un paso por el polígono, acercarnos al parque, plaza Navarra y pisar el Coso, hasta aquí, un ritmo rápido para mi y con la compañía de los pitidos de los relojitos de todo tipo..., creo que era el único que no llevaba reloj. Salimos del Coso por Martinez de Velasco,  dar la vuelta a la altura del Isuela para buscar la rotonda de las Miguelas, esta pequeña subida desde la plaza de toros se notaba, sobretodo en la segunda vuelta, ya desde aquí bajamos de nuevo al Coso para subir por Goya a la plaza San Pedro y Allue y bajar por Ramiro el Monje al Coso, este tramo era especialmente divertido, desde aquí subíamos todo el Coso para dar la vuelta a Salesianos y bajar de nuevo hasta las cuatro esquinas buscando el parque y la Calle San Jorge para dirigirnos de nuevo al Alcoraz.
la parejita
Ya habíamos dado una vuelta e iba reventado, notaba todas las mini subidas, y en la segunda vuelta ya tenía grabados en la mente lo lugares más desagradables, el tramo desde el surtidor a Salesianos, o el más divertido, la subida por el Casco viejo, aunque lo peor no era el recorrido que creo que estaba bastante bien, si no el ritmo que llevaba que me iba a llevar a la tumba...

Aunque el día no era malo, no llovía y la temperatura no era especialmente fresca, la presencia del público era muy escasa, una salida muy pobre, con  poca gente y muy poca animación, al igual que la llegada, es verdad que había una Charanga en el Casino y un animador en la rotonda de las Miguelas, pero quizás retrasando la salida una hora o buscando otra fecha, no lo sé...
la Charanga
Por lo demás creo que es una carrera agradable, con un recorrido entretenido, un buen ambiente entre los corredores, muchos nos conocemos y es divertido verlos a los largo de la carrera, creo que bien organizado por parte de los muchos voluntarios que había por todos los cruces del recorrido.
Lo que estaba un poco desangelado era el avituallamiento, el agua la vi, pero nada más, un poquito de chicha....

Ah! al final conseguimos el objetivo..1.29.17

                                                       CLASIFICACIONES

viernes, 28 de octubre de 2016

XVII CARRERA DE MONTAÑA OS FORATOS DE LOMENAS

Un fin de semana mejor de lo esperado, con las previsiones tan nefastas que nos anunciaban, temía que íbamos a estar bien pasados por agua. Pero la cosa no fue para tanto...

Esta vez salí el viernes con toda la familia, dispuestos a disfrutar un par de días  en Torla, llegamos poco antes de las once, y después de instalarnos y tomar una buena cena planteamos las opciones para el sábado, dependiendo de la climatología. 
El día amaneció algo revuelto, pero había que intentar disfrutar de estos preciosos colores que nos brindaba este paisaje, nos acercamos al Valle de Bujaruelo, aparcamos junto al refugio y comenzamos a andar, optamos por un paseo corto, la nubes estaban acechando y no nos queríamos arriesgar.
La verdad que disfrutamos mucho, lo niños se lo pasaron en grande correteando, es una maravilla de valle, los colores de las hojas de los árboles parecían cambiar de color cada vez que mirabas.
Llegamos con buena hora a Torla para comer, y tras tirarnos un rato en el sofá, dimos un paseo por el pueblo haciendo tiempo para recoger el dorsal, casi a tiempo pudimos librarnos de la lluvia que empezó a caer ya de forma ininterrumpida hasta el domingo. Aprovechamos para "recordar" las calles de Monopoly, no se quien se lo pasó mejor, si los niños o nosotros.
Tal como llovía no veía claro si me tendría que poner unas zapatillas con unos buenos tacos o unas aletas...
Amaneció lloviendo y con un poco de niebla, opté por pantalón largo y chubasquero, y con el tiempo justo me encaminé a la salida con mi mujer, los niños ya me animarían a la llegada...    
junto al máquina Dario antes de salir
Todos esperábamos bajo el toldo que habían instalado, después de posar junto al máquina de Dario Carbonell, y creo que puntualmente, salimos dispuestos a no pillar mucha agua y sobretodo a no darnos muchos tortazos.
En la primera bajada junto al centro de visitantes ya se fue al suelo más de uno, un aviso para navegantes...nunca mejor dicho.

Nada más empezar a subir ya me empezaba a sobrar el chubasquero, aguanté un poco pero enseguida me lo até a la cintura, la lluvia apenas caía, la temperatura era perfecta para correr, el único pero, era el terreno que estaba completamente embarrado, y las piedras y raíces mojadas eran un continuo peligro, aunque le daban un toque "divertido"...

Según avanzaba la carrera me iba sintiendo mejor, no había calentado nada y después del desayuno que me tomé..., Los continuos subes y bajas que nos separaban del Puente de los Navarros te hacían entrar en carrera, aunque la pista que te introduce en Bujaruelo es un poco pesada, el entorno y el ruido del río Ara, que bajaba con fuerza, te hace progresar sin darte cuenta hasta el avituallamiento, no tomé nada, me introduje en la preciosa senda que nos seguía llevando por la margen izquierda del Ara, uno de los trozos más bonitos de la carrera.
después de la carrera
Cruzamos por la pasarela a la altura del camping Bujaruelo y bajamos toda la pista, hasta aquí había ido pasando poco a poco a varios corredores, pero en la bajada no me esforcé mucho y me superaron algunos, pero en la entrada de la senda los pasé nuevamente, esta parte del recorrido me encanta, tiene su peligro, pero la hice a toda pastilla, disfrutando, disfrutando de cada piedra que lograba salvar, de cada raíz, de esos arroyos que que ahora parecían ríos y de esos preciosos colores que siempre te acompañan...

Las pequeñas subidas, y una última bajada a tope, me acercaron al camping de San Antón, ya no quedaba nada, Torla estaba cerca, un pequeño repecho, algo de pisteo y una agradable bajada por una divertida sendaa para dejarnos en la carretera, de aquí los ánimos de la gente y la compañía de un corredor que pille en los últimos metros de bajada me llevaron hasta la pancarta de meta, en la que también oía los gritos de ánimo de mi familia que estaban esperando mi llegada. Contento por su presencia, llegué un poco exhausto, pero después de sus achuchones y algunas fotos me recuperé rápidamente.
mis dos hijos recuperándome...
Otro año más en la que habíamos disfrutado de un fin de semana precioso y de una carrera con la que se te queda un buen sabor de boca para "acabar la temporada".